PIDE CITA

CLÍNICA INFANT

CENTRO DE NEURODESARROLLO INFANTIL

 

Avenida Valvanera, 42 - 2ºB

26500-Calahorra (La Rioja)

 e-mail: info@clinicainfant.com

Teléfono: 941 39 11 62

Whatssap: 605 430 564

 

 

 

TDAH, DÉFICIT DE ATENCIÓN, HIPERACTIVIDAD, IMPULSIVIDAD, AUTISMO, TRASTORNO GENERALIZADO DEL DESARROLLO, RETRASO MADURATIVO, ASPERGER, RETRASO DE LA INTELIGENCIA, PARÁLISIS CEREBRAL, LESIÓN CEREBRAL, OTROS TRASTORNOS DEL DESARROLLO

 

 

 

 

FUNDAMENTOS DE NUESTROS TRATAMIENTOS

 

 

Es muy importante saber que el movimiento físico de los niños, desde que se encuentran en el vientre de su madre, es de vital importancia para el desarrollo cerebral. Hoy en día, sabemos que la actividad física de los niños, es la base de todas las habilidades posteriores: intelectuales, sociales y emocionales. 

¿Qué ocurre si esta actividad física que realizan los niños, desde antes de nacer y durante los primeros años de vida, no se desarrolla de una manera correcta? (Por ejemplo, niños que no han gateado o que no se han movido lo suficiente por el suelo, entre otras muchas cosas que hayan podido ocurrir). Pues que posiblemente, estos niños van a presentar una inmadurez, bien a nivel emocional, a nivel social o bien a nivel intelectual. Pero no sólo esta falta de actividad física les puede influir, sino que también pueden verse afectados por el estrés, intoxicaciones, lesiones cerebrales,...

La consecuencia de todo esto durante la primera infancia, es que el cerebro no ha conectado de manera adecuada unas zonas con otras o las tiene bloqueadas, dando por tanto, la siguiente sintomatología:

- Torpeza motriz (no tiene coordinación, le cuesta saltar sobre una pierna, no puede caminar hacia atrás, no sabe saltar a la comba, se cansa pronto, pobre equilibrio, bajo tono muscular, desorientación,...)
 
- TDAH (hiperactividad, déficit de atención, impulsividad, falta de conentración,...)

- Inmadurez emocional (agresividad, rabietas, mal comportamiento, falta de autocontrol, miedos, fobias, terrores nocturnos, cambios de humor...)

- Dificultades intelectuales (problemas con la lectura, con la escritura, con las matemáticas, dislexia, problemas con las dominancias laterales, falta de memoria,...)

- Dificultades sociales (falta de amigos, miedo de las personas, comportamientos infantiles, peleas con sus iguales,...)

- Falta de integración de los sentidos (problemas visuales, auditivos, tactiles,...)

- Retraso en el lenguaje (palabras o frases repetitivas, no puede mantener un tema de conversación, falta de vocabulario, habla sin sentido, cambios constantes de tema, mala pronunciación,...)
 
- Autismo en todos sus grados y sintomatología

- Retrasos Madurativos y Trastornos Generalizados del Desarrollo a nivel general.
 
 
 
 

¿Todo esto tiene solución? La respuesta es un rotundo SI. 
 
 
¿Cómo? Pues volviendo a conexionar el cerebro del niño de una manera correcta. Primero hay que detectar qué áreas cerebrales no están bien conectadas o bloqueadas, y a partir de ahí comenzar a trabajar para cablear todo el sistema correctamente. Es decir, hay que conectar todo el cerebro entre sí, además de unirlo a los sentidos y a la musculatura del cuerpo, para que el niño pueda funcionar en todos los ámbitos de su vida (intelectual, motriz, social y emocional). Es volver a repetir las fases de desarrollo que el niño ha realizado de manera incorrecta desde que estuvo en el vientre materno y volverlas a realizar de una manera correcta, para que el niño pueda llevar una vida normal en cualquier situación y comportarse como cualquier otro niño de su edad.

La naturaleza es sabia y utiliza el movimiento de los bebés para desarrollarlos y madurarlos. Nosotros, basándonos en los principios de la naturaleza, y en la plasticidad cerebral, damos una nueva oportunidad de desarrollarse bien y madurar a los niños, que por uno u otro motivo, no han cumplido durante su primera infancia el desarrollo normal que establece la naturaleza. 

Hay una cosa que se debería hacer y normalmente, no se hace. Esto es, antes de empezar el colegio, se debería comprobar que el niño está preparado para aprender e interactuar en él. Nuestro sistema escolar no tiene en cuenta la maduración y desarrollo infantil y de ahí, que nos encontremos niños a los que les cuesta aprender, que tienen problemas para relacionarse, que son torpes en los deportes, que son agresivos, que les falta la atención,... Estas situaciones se reducirían en un gran porcentaje dentro de los colegios, si se tendría en cuenta, al empezar el colegio, la situación madurativa de cada niño en todos los ámbitos (intelectual, social, emocional y motriz), pues prevenir es más efectivo y rápido que curar.
 
 
 
 

¿Cómo es el tratamiento?
 
 
 

VISITAS DE DIAGNÓSTICO   

 

Estas visitas tienen una duración de unas 2 horas más o menos, en las cuales se habla con los padres, se valora al niño y se pone un tratamiento psicopedagógico de neurodesarrollo, para realizar en casa durante 1 mes. Este tratamiento se diseña específicamente para cada niño y se realiza desde casa, a través de nuestra plataforma virtual, donde el niño debe entrar cada día, con su usuario y contraseña, para realizar la tarea propuesta por nuestros profesionales, de acuerdo al diagnóstico del niño. 


 

VISITAS DE REVISIÓN MENSUALES

 

Estas visitas de revisión, tienen lugar tras realizar el tratamiento en casa durante un mes, para valorar los avances conseguidos en el niño, elaborar un informe de sus progresos y avanzar con su tratamiento.  


 

 

 
 
 

 

 

 

 Ven a visitarnos a CLÍNICA INFANT  en  Avenida Valvanera, 42 - 2ºB    26500-Calahorra (La Rioja)        Teléfono: 941 39 11 62       Whatssap: 605 430 564          E-mail: info@clinicainfant.com 

CLINICA INFANT
info@clinicainfant.com